El agua compone dos tercios del peso total de nuestro cuerpo y es un elemento esencial para la vida del planeta. Se considera que el agua está contaminada, cuando ya no puede utilizarse para el uso que se le iba a dar en su estado natural o se ven alteradas sus propiedades químicas, físicas, biológicas y/o su composición. En líneas generales, sucede cuando pierde su potabilidad para consumo diario o para su utilización en actividades domésticas, industriales o agrícolas. Aproximadamente un 70% del agua utilizada tiene como finalidad su empleo para la agricultura, otro 20% se aplica al uso industrial y el 10% restante se destina al uso doméstico.

Desde el comienzo de la civilización, el mar ha trabajado efectivamente como vertedero natural asegurando la biodegradación y absorción en la depuración de las aguas servidas. A partir de los últimos 100 años, se hacen cada vez más frecuentes los desequilibrios del medio marino debido a la acumulación de factores contaminantes.

El agua cubre aproximadamente un 70% de la superficie de la Tierra lo que supone un volumen verdaderamente grande. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el agua del planeta es única y no puede reponerse. Si bien es cierto que el agua puede “fabricarse” a través de un procedimiento llamado hidrólisis requiere mucha energía, por lo mismo es muy costoso, e imposible usarlo para las cantidades que requieren las poblaciones y la humanidad.

Entre las muchas propiedades del agua, una de las más importantes es su capacidad de disolución. Los contaminantes como los residuos químicos, gasolina o petróleo pueden contaminar el agua de la superficie y el suelo cuando se mezclan en alguna de las etapas del ciclo del agua.  Por encontrarse sus moléculas en continuo movimiento  en sus estados líquido y gaseoso, el agua transporta elementos de una parte a la otra del planeta, ya sea que se encuentren en ella  contaminantes disueltos o suspendidos. Dicho de otro modo, el contaminante que arrojamos al agua, puede dar varias veces la vuelta al mundo quizás en las vísceras de un pez o simplemente arrastrado por las corrientes.

Las principales fuentes de contaminación del agua son los deshechos industriales, el empleo de plaguicidas y fertilizantes agrícolas y el uso doméstico.

La contaminación química nos afecta con productos orgánicos como detergentes aniónicos y ácidos grasos  e inorgánicos en forma de iones de sulfatos, fosfatos, nitratos, cloruros y bicarbonatos entre otros muchos. Entre los agentes contaminantes que tienen efectos tóxicos sobre el organismo podemos nombrar: plaguicidas, hidrocarburos, arsénico, mercurio, plomo, selenio y cadmio, entre otros muchos.

~ Miembro ~

Users online Usuarios Conectados

Hay 4 invitados en línea

Blog y Noticias escribe, informate y participa

BLOG POR LOS NIÑOS
BLOG DE ECOLOGÍA

BLOG POR LA SALUD

EVENTOS EN MEXICO

The Right for Water El derecho al agua.

La mejor manera de ayudar a los niños de comunidades marginadas en México

Unos 4,500 niños mueren cada día por problemas relacionados al agua contaminada... Leer más

The Water Disaster El desastre del agua

El agua embotellada es agua común a un precio hasta 10,000 veces más alto.

México es el principal consumidor de agua embotellada generando toneladas de residuos...  Leer más

The Lifetime Opportunity Oportunidad de vida

A flexible and powerful content application builder to manage your content

Conoce un programa de recompensas que apoya a los miembros comprometidos... Leer más

Contact

WaterSavesLives org
6619 South Dixie Highway
PO box 278
Miami 33143, Florida, USA
Tel: 305-433-8252

Contact Us

Contacto MX

Responsable en México:
Clarity Systems S. A.
Av. Lomas Verdes 414 Local I-2
Naucalpan, Estado de México
Teléfono: (55) 5344-8744

Contactanos

Follow Us

Twitter
Facebook